VER VIDEO

TIPS

> Es una urgencia oftalmológica

> Solución en el 90% de los casos con un diagnóstico precoz

> Más del 50% de los pacientes son miopes

¿QUÉ ES?

La retina es la parte más importante del ojo y tapiza a este por dentro. Es una fina membrana que se mantiene adherida a este y el desprendimiento del mismo causa una grave enfermedad que requiere tratamiento urgente.

SÍNTOMAS

Flashes de luz o Fotopsias: usualmente están localizados a nivel temporal, y no sirven como ayuda para la localización del desgarro. Tienen apariencia de relámpago, remolino o flash de fotografía. Son observados en la oscuridad o cuando el paciente cierra los ojos para acostarse.

Miodesopsias o moscas volantes: se ven frecuentemente en miopes y en mayores de 45 años, no necesariamente indican enfermedad retinal. A veces se observan como ramas o pelos de color rojo o negro (puede ser indicativo de una hemorragia vítrea).

Pérdida de Campo Visual: es por la acumulación de fluido por debajo de la retina, a veces se percibe como una cortina negra que cubre total o parcialmente el campo, aunque algunos desprendimientos no interfieren con la agudeza visual ni el campo visual.

Perdida de Agudeza Visual: puede ser abrupta o progresiva, generalmente implica compromiso de la región macular que es la zona de máxima visión.

TRATAMIENTOS

QUIRÚRGICOS

RETINOPEXIA NEUMÁTICA: poco utilizada, para tratar desprendimientos pequeños.

CIRUGÍA CONVENCIONAL: se coloca un explante por fuera del ojo.

VITRECTOMÍA: se utilizan técnicas transconjuntivales con 23 o 25 G lo que permite una rápida recuperación. Se utiliza para extraer el humor vítreo que es el que causa la tracción a la retina.

PRONÓSTICO

El éxito quirúrgico es mayor al 90 % aunque este no implique siempre una recuperación visual. O sea, la retina se aplica pero el pronóstico visual es dependiente de cada caso en particular.

Entre el 5 y 10% de los desprendimientos de retina requieren dos o más  cirugías.
El resultado visual final se evalúa entre los 6 meses y el año posterior al procedimiento.

Una variable muy importante a tener en cuenta es cuanto veía el paciente antes de operarse. Si la visión de éste es mala la recuperación visual es limitada. Si la visión previa es normal  hay altas chances de recuperación o preservación total de la visión.

Es por eso que el desprendimiento de retina es una urgencia oftalmológica.